ADABI - Una tertulia deliciosa: la cultura del cacao



 

 

Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

 

La octava tertulia de Adabi de México tuvo el gusto de recibir a la directora de Mundo Chocolate (Mucho), Ana Rita García Lascuráin Valero, que deleito sensorialmente a los asistentes al evento.

A través de un viaje por la historia del cacao y de su producto más conocido que es el chocolate, la arquitecta García Lascuráin inició despertando los sentidos con una barrita de chocolate de cacao sembrado en México.

La directora del Mucho presentó primero a la planta del cacao, así como su fruto; este árbol es muy delicado en su cultivo, por lo que debe de estar acompañado de otras especies que lo protejan y le den sombra y en los cacaotales se pueden albergar desde robles hasta vainilla, que crecen a la par del cacao.

Los antecedentes de la bebida tomada del cacao son sin duda prehispánicos, momento en que el chocolate se insertaba tanto en un contexto ritual como cotidiano; durante la época virreinal se pierde el sentido religioso y además de funcionar como moneda, como en tiempos precolombinos, siguió con su consumo cotidiano, dejando a un lado su aspecto ceremonial.

El primer gran evento en la historia del chocolate fue sin duda la conquista que permitió a los europeos degustarlo y aficionarse a la bebida; el segundo parteaguas fue la incorporación de la leche por los suizos, y otro de los sucesos determinantes para su expansión definitiva fue la confección de la tablilla que prácticamente permite el consumo del chocolate en todo momento.

De igual manera, mencionó la arquitecta García Lascuraín, las perdidas afectivas que ha acarreado la industrialización del chocolate, que ha dejado de ser un elemento que une a la familia, además de que la creación de sucedáneos con sabor a chocolate y el incremento del azúcar en la preparación de las barras o bebidas, ha degenerado en un problema de salud.

Se retomaron varios momentos en la historia del chocolate desde el mundo prehispánico hasta contemporáneo, en donde las casas de bolsa de Londres y Nueva York determinan el precio de la tonelada de cacao internacionalmente, no importando si es de calidad o no, mencionando que la mayoría de la producción de los granos se realiza en África, donde, irónicamente, no consumen el chocolate por ser ajeno a su cultura, mientras que en el lejano oriente, Japón y Corea, ya se están desarrollando como consumidores y productores de chocolate, tradición que no se ha expandido en China, pues, comentaba, ninguna producción será suficiente para surtir dicho mercado.

El discurso se combinó con el deleite, ya que los asistentes tuvieron la oportunidad de degustar chocolate, desde el grano de cacao hasta combinaciones con chipotle, pimienta, chía y vainilla, mientras conocían algo más del universo del cacao.

Canto de festín

Ma ye toconican
Ma ye tocon cuacan
cacahuaxochitli
ye ic tonahuiacan
O ya cuepunqui
moxoch Ahuaya…

Bebamos ahora,
comamos ahora
cacao floreciente:
con él deleitémonos.

Que ya sus corolas
abrieron las flores.

El cacao floreciente
embriaga mi corazón,
Con él ande yo adornado
Y de igual modo también pueda ir mi corazón…

 

Fragmento del “Canto de festín”, poema de Chalco en: Poesía Náhuatl. Romances de los Señoresde la Nueva España. Manuscrito de Juan Bautista de Pomar. Tezcoco, 1582. Paleografía, versión, introducción, notas y apéndices de Ángel  Ma. Garibay K., México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1993, p. 23-24.

http://www.mucho.org.mx/acerca/